Compartir

Liliana Herrera: ‘’El objetivo del Sistema de Universidades Estatales es romper con este sistema competitivo que se creó en la década de los 80’’

Compartir

La formación ciudadana es uno de los cuatro focos estratégicos de desarrollo del proyecto Ethos. Entre los aspectos que la conforman se encuentra la formación integral de los estudiantes, cuya relevancia en la conformación de una identidad común será explicada por Liliana Herrera, Vicerrectora Académica de la Universidad Arturo Prat.

¿Qué significa la formación integral para las universidades estatales?

Es una articulación y un equilibrio entre lo que es estrictamente disciplinar y lo que tiene que ver con las denominadas competencias blandas. Es decir, incorporamos en nuestros planes formativos elementos que conducen, obviamente, a generar un profesional en un área o en una disciplina determinada, pero además de eso, combinamos con otros elementos que van ayudando, o van consolidando, la formación de un profesional o de una profesional que sea capaz de insertarse al mundo laboral.

Aportando a la sociedad no solo con su conocimiento, sino que también con su formación como persona. Eso es formación integral, en otras palabras, combinar la formación disciplinar más la formación de las personas como individuo, como ciudadanas y ciudadanos.

Quiero complementar esto también con el contexto de quién realiza, de quien lleva a cabo este proceso formativo que tiene que ver con un cuerpo académico, que debe ir articulando estos dos elementos: compatibilizar la enseñanza de su área, su línea de investigación o disciplina, con aquellos elementos que van consolidando la formación de un individuo o de un ciudadano.

¿Por qué la formación integral sería un elemento característico de la universidad estatal y la distingue?

Cuando partimos con esto, uno de los principales elementos que se consideró fue ir evaluando cómo nosotros llevábamos los procesos formativos, entonces se hace una comparación de los modelos educativos que son el eje conductor del proceso.

En estricto rigor, con matices distintos, las universidades estatales si tenemos en común los modelos educativos. Existen muchos elementos comunes, los cuales tienen que ver principalmente con un proceso de enseñanza que está centrado en el estudiante, que no se trata simplemente de instalar un conocimiento, sino que instalas una competencia, una habilidad.

Además, el cuerpo académico está siendo capacitado permanentemente para ser capaz de llevar a cabo el proceso de esa manera. Entonces, esto efectivamente viene a ser un elemento común de las universidades, y de este modelo, como lo mencioné anteriormente, es conductor de una formación integral.

Entonces, todas las universidades tenemos eso en común, nos preocupamos de un ciudadano y una ciudadana. Desde ahí uno puede ir rescatando, por ejemplo, territorialidad, democracia, la formación ética y valórica, interculturalidad, inclusión, el enfoque de género. En fin, todos esos elementos están precisamente contenidos en los diferentes objetivos del proyecto, que lo hemos ido desarrollando de manera paulatina.

Ahí viene el tema de la identidad, porque cuando tú dices identidad buscas algo que sea propio. Entonces ahí viene lo elemental, cómo nosotros como universidades estatales, la comunidad que conforma la universidad estatal, entiéndase estudiantes, administrativos, el cuerpo académico, ¿porque nos sentimos diferentes al trabajar en una universidad estatal?, porque yo creo que ahí está la diferencia, de ahí viene el sello, de quienes hacemos la universidad.

Entonces esos son los elementos que nosotros debiéramos buscar para instalar este sello identitario. Las vicerrectorías académicas de todas las universidades del CUECH hemos estado largas horas discutiendo acerca de esto, tratando de buscar estos puntos en común que sean propios de una institución pública.

Actualmente, como bien menciona, está en construcción un ethos identitario para fortalecer un sistema de universidades estatales en base a los puntos en común de las estatales. ¿Qué beneficios trae a la comunidad universitaria el desarrollo de una identidad común?

El objetivo del Sistema de Universidades Estatales es romper con este sistema competitivo que se creó en la década de los 80, con las reformas educacionales, precisamente para que seamos colaborativos.

Las universidades del Cuech somos super heterogéneas, pero precisamente este marco nos ha permitido que podamos conversar y colaborar, porque de eso se trata el sistema de universidades estatales, de hacer sinergia para convertir la educación superior pública en un referente de calidad.

Es un elemento que permitió consolidar este proyecto, pueden haber otras instancias que el académico/a, estudiante, en general se puedan unir, pero el desarrollar este proyecto con una identidad común ha permitido consolidar mucho más la idea, filosofía, el objetivo principal, el Sistema de Universidades Estatales.

Impacta directamente en la fidelización, la comunidad universitaria se fideliza cuando se siente parte de una institución que marca la diferencia. Incrementa su compromiso con el proceso formativo, porque efectivamente se plantea desde un sitio público con un compromiso formativo complejo, por el perfil de los estudiantes, formando parte de una universidad estatal.

¿Cuáles son los desafíos para la definición de una identidad compartida?

Primero, ponernos de acuerdo en que significa ser una institución pública, hay dificultades, pero se va avanzando en la medida que hemos podido lograr estos insumos que nos permiten encontrar cuales son aquellos elementos comunes. Para aquello se requiere un análisis de cada institución y después una comparación, y que efectivamente vayamos logrando allí encontrar esos aspectos compartidos.

Eso ha sido una complejidad, no obstante, todos tenemos un modelo educativo con enfoque en competencias, sin embargo, dentro de ese ámbito hay una heterogeneidad. Eso ha sido uno de los elementos principales para poder lograr encontrar aquel centro donde todas convergemos. Lo más difícil es la instalación, la socialización y ver la respuesta por parte de la comunidad universitaria respecto a lo que estamos presentando en términos de identidad. Entonces, tenemos que buscar mecanismos que hagan efectiva la instalación de este sello y que las comunidades se sientan efectivamente parte de esto.

''Las universidades del Cuech somos super heterogéneas, pero precisamente este marco nos ha permitido que podamos conversar y colaborar, porque de eso se trata el sistema de universidades estatales, de hacer sinergia para convertir la educación superior pública en un referente de calidad''